Vienen curvas

Emitido el 22/4/19 – Escúchalo pinchando aquí

Se despeja otra incógnita electoral en Vélez-Málaga. El catedrático de Música y Artes Escénicas y concertista internacional de guitarra Javier García es el nuevo candidato a la alcaldía por Ciudadanos. Un nombramiento este no exento de polémica desde el momento en que su elección ha provocado la dimisión de tres coordinadores de esta formación política en la capital de la Axarquía. Pero vayamos por partes. Resulta, cuanto menos, peculiar, la forma en que la dirección nacional de Ciudadanos ha cerrado el círculo en Vélez-Málaga. Su anterior cabeza de lista, José Antonio Moreno Ocón, fue expulsado de la formación naranja (por razones de sobra conocidas) y terminó pasando al Grupo Mixto del Ayuntamiento de Vélez-Málaga, donde está al frente de la delegación de Recursos Humanos y es octavo teniente de alcalde, gobernando en coalición con el PSOE. Y justo del partido fundado por Pablo Iglesias es de donde procede Javier García, aunque hace varios años que dejó de militar. Desde luego, si Moreno Ocón terminara encabezando la lista de VOX en Vélez-Málaga (como, de hecho, se le ha ofrecido), el triple salto mortal en toda esta operación iba a ser de órdago*. Pero a lo que vamos. Ciudadanos no ha podido realizar proceso de primarias en ningún municipio de la provincia al no alcanzarse en alguno de ellos el mínimo de 400 afiliados, de ahí que haya sido la dirección nacional la encargada de realizar este proceso. Sin embargo, llegados a este punto, es donde se han presentado los primeros problemas para la formación de Albert Rivera en Vélez-Málaga. Tres de sus coordinadores locales han presentado un escrito de dimisión argumentando, entre otras cuestiones, que el candidato es de fuera del municipio, que Javier García ha sido presentado extraoficialmente en una cafetería y que sus funciones, las de ellos como junta directiva, han sido usurpadas.

194192_102193923196999_1151085_o

Este grupo dimisionario asegura, textualmente, que los resultados de Ciudadanos en Vélez-Málaga “serán negativos y mucho peores de los que potencialmente” podrían haber obtenido de haber seguido “las recomendaciones de esta junta directiva”. Aunque dicen no dudar de la “capacidad, valía y buenas” intenciones del doctor y catedrático, también reprochan a la dirección nacional de Ciudadanos que haya actuado movida por el “interés personal”, habiendo otros simpatizantes que hubieran estado “dispuestos a encabezar el proyecto”. Así las cosas, Javier García, el teórico concejal de Educación y Cultura que a cualquier gobierno le gustaría tener, tendrá la doble tarea de demostrar en apenas 35 días (hasta las elecciones locales) que su capacidad de gestión y liderazgo va mucho más allá y de reorganizar a los aproximadamente 80 militantes de Ciudadanos en Vélez-Málaga. Le tocará afinar como nunca al tantos años director del Conservatorio de Música de Torre del Mar y del Festival Internacional de Guitarra Ciudad de Vélez-Málaga. Mientras todo ese proceso en Ciudadanos ha pasado prácticamente en una semana, el Grupo Independiente Pro-Municipio de Torre del Mar (GIPMTM) juega a ser el perro del hortelano, que ni come ni deja comer. Anda su líder y aspirante a la alcaldía de Vélez-Málaga, Jesús Pérez Atencia, enredando con posicionarse y diferenciarse del grupo mayoritario del gobierno, el PSOE, de cara a las elecciones municipales, pero desde dentro. Y, oiga, este bloqueo en determinadas cuestiones administrativas no es serio. Porque, en definitiva, se termina actuando en contra de los intereses generales del municipio de Vélez-Málaga. Llega a recordar el caso de Málaga, donde Ciudadanos llegó a presentar una moción para, literalmente, “tocar los cojones” a su socio de gobierno en el Ayuntamiento de la capital, el PP, aunque finalmente la retiraron. Ellos verán. Lo que está claro es que la tregua electoral que ha supuesto la Semana Santa (menudo alivio, por cierto) ha terminado. Cosas peores veremos. A partir de ahora sí que llegan las curvas. Que se agarre el que pueda.

*Nota al margen: Esta opción quedó descartada definitivamente horas después de la publicación del artículo. El cabeza de lista a la alcaldía de Vélez-Málaga por VOX es Javier Herreros Sánchez, ingeniero técnico en topografía. Por su parte, José Antonio Moreno Ocón, se tomará mínimo una legislatura de descanso antes de volver a la primera línea política. 

17634444_10209315302054743_869074257047875645_n

Anuncios

Las quinielas (electorales) y el diablo

Emitido el 8/4/19 – Escúchalo pinchando aquí

Habemus lista del PP en Vélez-Málaga. El gran titular podría ser que el porcentaje de renovación de la candidatura alcanza el 60% con respecto a las últimas elecciones municipales. Pero a partir de ahí, llegan los matices, que no son pocos. Quizá porque el propio candidato a la alcaldía por el PP veleño, Francisco Delgado Bonilla, había puesto bien alto el listón de las expectativas. De cualquier forma, al final, ha logrado confeccionar una candidatura aseada con la que plantar cara al PSOE, que sigue siendo su principal adversario en Vélez-Málaga. Con respecto a las novedades, Delgado Bonilla ha tirado casi exclusivamente de empresarios locales para cerrar los primeros puestos de su candidatura. Tanto que una de sus incorporaciones ha sido la de Eva María García, en el número cinco, procedente del corazón mismo de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Vélez-Málaga (ACEV). Llama la atención, por otro lado, que aparezcan más hombres (seis) que mujeres (cuatro) entre los diez primeros nombres de la lista. Es significativo que Rocío Ruiz, Emilio Martín y Miguel Ángel Molina, actuales concejales del PP, aparezcan ya del undécimo lugar hacia abajo, con los también ediles Antonio José Martín, Lidia Sarmiento y Concepción Labao cerrando. Como igualmente llamativo es que ahí sigan los fieles Jesús Lupiáñez, Manuel Gutiérrez, y María Lourdes Piña como números dos, seis y ocho, respectivamente, intercalados entre las nuevas incorporaciones. Pero lo que resulta difícil de maquillar es que Francisco Delgado Bonilla encabeza la lista del PP en Vélez-Málaga por quinta vez consecutiva. Esto es, camino de los 20 años en el mismo lugar. Todo ello cuando en 2017, habiendo sido reelegido presidente del PP local, dijo no haber decidido si sería otra vez candidato y que lo tenía que hablar con su familia y su partido. O sea, lo mismo que aseguró antes de las municipales de 2015 y 2011. Ahí sigue.

56502811_2252407581491936_6304123713981775872_n

Mientras, en el extremo contrario, también se ha conocido que, definitivamente, Izquierda Unida no se presentará en confluencia con Podemos en Vélez-Málaga en las próximas elecciones locales. El noviazgo entre ambas partes (que, en realidad, no ha pasado de unos fríos coqueteos) ha durado bien poco. Ambas fuerzas han roto hasta el punto de que desde Podemos han acusado a Izquierda Unida de usurpar los símbolos de los de Pablo Iglesias para crear confusión entre la ciudadanía con el objetivo de arañar algunos votos. Sí es verdad que a río revuelto son los de Podemos los que llevan la delantera en precampaña a Izquierda Unida. Mientras los primeros no han dejado de celebrar sus círculos durante todo este tiempo (incluso ya cuentan con un documento base para su programa electoral), los segundos apenas se dejan ver, al margen del trabajo que sigue haciendo su grupo municipal en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga. Observando todo este panorama, los que dicen saber de esto aseguran que, después de conocida la lista del PP y viendo el panorama de ruptura entre los partidos que están más a la izquierda del espectro político, el socialista Antonio Moreno Ferrer necesitaría un pentapartito para continuar siendo alcalde después de las próximas elecciones municipales. Esto es, en el panorama actual de formación de bloques, se da por segura la política de alianzas entre PSOE y GIPMTM para seguir gobernando, con el apoyo de, al menos, otros tres grupos políticos. Pero, ¿y si le salen las cuentas al PP para recuperar la alcaldía de Vélez-Málaga sumando a su proyecto a otras formaciones de derecha? ¿Preferiría el GIPMTM quedarse haciendo la travesía del desierto de la oposición o sumarse a ese hipotético pacto conservador? Muy pronto para hacer tantas cábalas, más cuando aún faltan por despejar las incógnitas de Ciudadanos y VOX. Un servidor, por si acaso, no se atreve aún a hacer una quiniela electoral. Especialmente estas también las carga el diablo.

Campaña permanente

Emitido el 1/4/19 – Escúchalo pinchando aquí

Si alguien pensaba que el nuevo gobierno de la Junta de Andalucía de PP, Ciudadanos y Vox iba a resolver a corto plazo la construcción del nuevo puerto deportivo entre Nerja y Torrox, estaba muy equivocado. La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, vino a la Axarquía a decir que hay que impulsar este equipamiento desde la iniciativa público-privada. O sea, lo ha dejado en el mismo punto que cuando tiraron la toalla los socialistas andaluces allá por 2014, después de llevar mareando otros diez años (mínimo) con el proyecto. Para el PP, en conclusión, ahora sí es factible lo que los socialistas propusieron en la prehistoria política con Manuel Chaves como presidente de la Junta de Andalucía. Claro, ahora estamos en campaña. Con que los populares tardaran menos de la mitad que el PSOE en encontrar una posible financiación para el puerto entre Nerja y Torrox estaríamos más que satisfechos. Aunque a ver quién se atreve a apostar. El PP por otro lado, se ha marcado un nuevo desafío con aroma a urnas en Vélez-Málaga. Lo hizo su candidato número uno por Málaga al Congreso de los Diputados para las elecciones generales del próximo 28 de abril, Pablo Montesinos. Se trata, nada más y nada menos, de convertir el antiguo convento de Las Claras en un Parador Nacional de Turismo, ubicar en el mismo inmueble la sede de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa y recuperar el culto religioso en el edificio. Sobre el pequeño detalle, por ejemplo, de que antes de poder ser Parador de Turismo tendría que estar funcionando allí un hotel de mínimo cuatro estrellas, nadie se ha pronunciado. Vamos, que los paradores no caen del cielo aunque haya habido un convento. Pero ya saben, estamos en campaña.

Montesinos Vélez 28 de marzo

En el PSOE, por el contrario, no han presentado aún alguna iniciativa estrella de cara a las próximas elecciones municipales. En cambio, el actual alcalde y candidato socialista, Antonio Moreno Ferrer, aprovecha estos días para presumir de apoyos. Con él, en la presentación de su candidatura, estuvo la secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, entre otros. Al menos en esto el alcalde (que muy pronto se enfrenta al examen público de la peatonalización del centro histórico de Vélez-Málaga), saca una ventaja momentánea a sus rivales. Moreno Ferrer dispone ya de un renovado equipo con el que trabajar en la calle. Otros esperan que llegue el que consideran su momento para hacerlo. De nuevo, el tablero de juego de la campaña. Y ahí, en otra esquina, nos encontramos también con Jesús Pérez Atencia, el candidato a la alcaldía de Vélez-Málaga por el Grupo Independiente Pro-Municipio de Torre del Mar (aunque estos conceptos juntos suenen últimamente a oxímoron). Atencia ya ha presentado a los trece primeros componentes de su candidatura, y la novedad es que… no hay novedad. Proyecto continuista especialmente para él y para los suyos (además, justo por ese orden). Las cosas que tienen las campañas. Esta semana, por cierto, se conocerá previsiblemente al candidato o candidata de Ciudadanos en Vélez-Málaga y otros municipios de la Axarquía. Lo designará el comité ejecutivo nacional del partido, puesto que en ningún municipio de la provincia se ha realizado proceso de primarias al no alcanzarse el mínimo de 400 afiliados. Y así, unos más atropellados y otros más ordenadamente, se van aproximando y nos acercan con ellos a las nuevas fechas claves con las urnas. Lo mismo ustedes andan pensando, con acierto, que la campaña no empieza realmente hasta dentro de once días (la de las generales; y casi sin solución de continuidad nos meteremos en las locales y europeas). Pero, ¿acaso hemos podido llegar a salir aún de las últimas andaluzas? La sensación de estar atrapados en una espiral sin salida es tremenda. Y así, en campaña permanente, con tantos frentes abiertos, a ver a quién no le cuelan alguna.

Nerja y la Operación ‘Vastum’

Emitido el 25/3/19 – Escúchalo pinchando aquí

Al final se destapó el secreto a voces que todo el mundo sabía aquí desde que Tito, Piraña, Javi, Bea y compañía comenzaron a rodar la serie ‘Verano Azul’. Nerja, la joya turística de la Axarquía, vierte sus aguas residuales sin depurar directamente al mar. Lamentablemente, nada nuevo bajo el sol que nos alumbra más allá de las sensacionalistas imágenes de los vertidos en las televisiones de todo el país. Más que eso, lo que ahora ha sorprendido es la línea de investigación inicial desarrollada por el Seprona de la Guardia Civil en esta operación conocida como ‘Vastum’. Todo ello a raíz de las denuncias presentadas por Ecologistas en Acción, en las que señalaban la posible existencia de un delito de estafa por el cobro de un canon de depuración que, evidentemente, no se realiza ni se realizaba en Nerja. Hasta once cargos públicos y directivos de la empresa de aguas de la localidad están siendo investigados en el marco de la operación que destapó en exclusiva Diario Sur. Resulta, cuando menos, pintoresco. Si Nerja vierte sus aguas residuales sin tratar al mar es porque no tiene depuradora. Tan sencillo y complicado a la vez. Y si Nerja no tiene depuradora, es porque el Gobierno central lleva cinco años construyéndola y el municipio otros doce esperando desde que hiciera la cesión de los terrenos para levantar estas instalaciones. Aún hoy todavía no está garantizado siquiera que la depuradora comience a funcionar en pruebas este año, por lo que Nerja seguirá vertiendo sus aguas residuales sin tratar directamente al mar el próximo verano.

4053247377_bfdb03ac16_b

Y mientras tanto, con 17 casos como este a lo largo del todo el país, España seguirá sumando multas de hasta casi once millones de euros al semestre, además de otros doce millones de euros por los vertidos, ante el incumplimiento de la normativa europea en saneamiento de aguas. Queda así manifiestamente claro que este es un gravísimo problema que, presuntamente, supera con creces las investigaciones en el ámbito local que actualmente viene llevando a cabo el grupo Seprona de la Guardia Civil. Así, no es de extrañar que el equipo jurídico de Izquierda Unida Federal estudie emprender acciones legales contra el Estado (incluso contra la Junta de Andalucía y la Diputación Provincial) por dejación de funciones en materia de depuración de aguas en Málaga y provincia. Pero volviendo a las imágenes de los vertidos, es cierto que si de algo han servido es para evidenciar la ineficacia y la dejadez del Gobierno central, especialmente, en materia de saneamiento. Visto lo visto, todo lo demás parece puro morbo o amarillismo. El vertido no sólo hace daño a los ojos y hasta al corazón, hace daño también (y de qué manera) a la economía global de toda Nerja y a la Axarquía. Como los residuos en el mar, flota ahora en el ambiente la pregunta de si realmente existía necesidad de mostrar así lo que ya era sabido y tantas veces se había denunciado. Con ello no se trata de desacreditar la denuncia de Ecologistas en Acción, tan necesaria como su trabajo, sino de clarificar si se ha sabido medir el alcance de la misma. Vamos, todo aquello del fondo y las formas. El daño que se ha hecho a Nerja, ya bastante tocada por el feo asunto del supuesto vertedero ilegal, es irreparable a todas luces, pase lo que pase a partir de ahora. Con el agravante adicional del mazazo que ha recibido con esta noticia un sector turístico que lleva meses trabajando en la preparación de la temporada alta. Peor imagen no se puede dar ya. Sólo nos queda, pues, pedir ahora que si la investigación ha empezado, mire bien arriba y llegue hasta las últimas consecuencias. Porque en caso contrario, sólo habrá dos perdedores. Los de siempre. Nerja y la comarca de la Axarquía. Para variar.

Maldita la gracia

Emitido el 28/3/19 – Escúchalo pinchando aquí

Dos meses y nueve días. Esto no es una condena menor (aunque también podría serlo para nosotros); es el tiempo que resta para votar en las elecciones municipales del próximo 26 de mayo. Pero a pesar de la premura del tiempo, da la sensación de que el ambiente electoral es más bien tibio. Veamos, por ejemplo, el caso de Vélez-Málaga, donde, previsiblemente, concurrirán hasta once candidaturas diferentes. Una situación esta que no se daba en la capital de la Axarquía desde primeros de la década de los 90 del siglo pasado, cuando de una escisión del PSOE nacía el Grupo PAX y de otra ruptura del PP surgía Solución Independiente, entre otros pintorescos grupos. Haciendo un recuento rápido, en las elecciones locales de mayo tendremos sobre la mesa las papeletas de PSOE, PP, GIPMTM, Ciudadanos, Por Mi Pueblo, IU, Podemos (estos dos últimos concurrirán por separado salvo confluencia final), Gente Democrática, Andalucía Por Sí, Ciudadanos Por Mi Pueblo y VOX. Sin embargo, salvo un par de excepciones, prácticamente nadie en ninguno de estas formaciones tiene el mono de trabajo puesto. O por lo menos el uniforme que deberían estar luciendo a estas alturas del partido. Muy poco tiempo van a tener así para fijar posiciones de cara al electorado. En el PSOE, el actual candidato y alcalde de Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer, se ha quitado un buen peso de encima después de presentar su lista. Veremos cómo se traduce todo en número de votos, pero, por ahora, parece que las aguas empiezan a bajar no demasiado revueltas en la Casa del Pueblo.

question-mark-1872665_1920(1).jpg

Callado, más callado de lo que habitúa, sigue Francisco Delgado Bonilla, el número uno del PP. De su candidatura poco se conoce aún oficialmente, aunque seguro que se avecinan cambios o novedades destacadas. Los populares, por cierto, casi celebran estos días la pedrea que ha supuesto situar a su secretario general, Jesús Lupiáñez, como coordinador y asesor en la delegación del Gobierno andaluz en Málaga. De lo poco que han podido festejar dentro del organigrama provincial de la Junta de Andalucía, donde, cabe recordar, el PP en la Axarquía ha salido muy malparado. Por su parte, el exalcalde socialista Antonio Souviron, parece bastante más metido en faena, celebrando una convocatoria de prensa semanal más los comunicados y reflexiones que viene compartiendo, especialmente, en redes sociales. Si será suficiente o no para lograr sus objetivos, veremos. El alto grado de conocimiento que tiene entre la ciudadanía, como ya apuntamos aquí mismo, es tanto su mayor ventaja como su más visible lastre. Por lo que se refiere al Grupo Independiente, todas las miradas están centradas en su cabeza de lista, Jesús Pérez Atencia. Casi literalmente, porque pareciera que no hay nada más allá de la figura del actual teniente de alcalde de Torre del Mar. Y el resto, mientras tanto, hace lo que puede. IU y Podemos no terminan de entenderse (a pesar de estar casi condenados a ello). De otras formaciones minoritarias bien poco se sabe, en general, salvo los intentos de Elías García de conseguir más visibilidad con Gente Democrática o los de José Pino con Andalucía Por Sí de hacer lo propio. Por dónde respiran Ciudadanos, Ciudadanos Por Mi Pueblo y VOX está por comprobar. Aunque que a nadie le quepa la menor duda de que estarán seguro. Pero, volviendo al principio y con todo ello, parece que nuestra clase política local anda como anestesiada, con la maquinaria en tiempo muerto. Ya sea por la interminable resaca de las andaluzas o por el ‘tsunami’ que supone la convocatoria de elecciones generales el 28 de abril. Y la verdad es que no debería ser así. Más, con lo evidente que resulta que la gobernabilidad en la próxima legislatura va a estar muy complicada en Vélez-Málaga. Su aparente apatía, la de los políticos, unida a nuestro previsible agotamiento puede dar como resultado un cóctel de lo más inestable. Por ahora todo son risas, pero maldita la gracia.

No hay más ciego…

Emitido el 11/3/19 – Escúchalo pinchando aquí

Según un informe del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), España necesitaría 87 años de media para cerrar la brecha salarial entre hombres y mujeres. Esta desigualdad se sitúa actualmente en casi 5.000 euros. En Andalucía, la brecha salarial de género en 2017 fue del 23,5%, apunta otro informe del Mercado de Trabajo y Pensiones en las Fuentes Tributarias. Hay más, desde CC OO Andalucía, se afirma que el salario medio anual percibido por las mujeres representa el 76,5% del salario medio anual que perciben los hombres. En nuestra comunidad autónoma, por otro lado, hay casi 481.000 mujeres paradas, lo que representa prácticamente el 60 por ciento del total de desempleados en Andalucía. Mirando hacia arriba, por otra parte, en la Unión Europea (UE) cerca de 9,4 millones de personas ocupan un cargo directivo, según Eurostat, la Oficina Europea de Estadística. Pues bien, el 64% de esos puestos están ocupados por hombres, mientras que tan sólo el 36% (unos 3,4 millones), lo ocupan mujeres. Concretando, las mujeres ocupan uno de cada tres cargos directivos en Europa. España, por su parte, se situaría por debajo de la media, en torno al 35%. De vuelta a Andalucía, la segregación continúa en la elección de carreras universitarias por los roles y responsabilidades asignados a mujeres y hombres durante el proceso de socialización, así como su traducción en estereotipos de género. Así lo recoge el informe ‘El impacto de la crisis en las desigualdades de género en Andalucía’. Continuan los estereotipos de género que vinculan a las mujeres con capacidades relacionadas con el cuidado y la salud, por ejemplo.

58

Y hablando de cuidados, los domésticos no están remunerados ni valorados socialmente, según el Observatorio de la Desigualdad de Andalucía. El trabajo en casa de las mujeres, además, sigue siendo prácticamente invisible. Por si fuera poco, los problemas de su economía y la precariedad laboral provocan que las mujeres tengan muchas más dificultades que los hombres a la hora de acceder a una vivienda, como apunta la ‘Guía de género para políticas públicas más transformadoras’. Si hablamos de pensiones, casi el 70% de las no contributivas corresponden a mujeres, según el citado observatorio andaluz de la desigualdad, con datos referidos a 2015. En otro orden de cosas, la Unión de Sindicatos de Trabajadoras y Trabajadores de Andalucía (USTEA Enseñanza) asegura que, en los colegios e institutos, la incorporación de los contenidos de género en la práctica docente es coyuntural y falta formación específica al profesorado. Toda esta serie de datos han sido recogidos estos días por diferentes medios de comunicación con motivo de la conmemoración, el pasado viernes 8 de marzo, del Día de la Mujer. Pero hay otras cifras aún más dramáticas. En los apenas 69 días que llevamos de año (poco más de dos meses), son ya doce las mujeres que han sido asesinadas en España a manos de sus parejas o exparejas. Este fin de semana, en menos de 24 horas, se han producido dos asesinatos, uno de ellos en Estepona. Del 1 de enero de 2003 al 31 de enero de 2019 se registraron en Andalucía 196 víctimas mortales por violencia de género. Después de todo esto, después de todo lo anterior, aún hay quién se extraña (o incluso se escandaliza) por lo que se ha podido vivir en las calles el 8 de marzo. Sólo en Málaga capital se manifestaron más de 50.000 personas. Desde luego, no hay más ciego que el que no quiere ver.

Retratados

Emitido el 4/3/19 – Escúchalo pinchando aquí

Ahora resulta que el PP ha reivindicado como propio el proyecto de la nueva comisaría del municipio de Vélez-Málaga. Las obras no han corrido a cargo del Gobierno de España, ¡qué va! Ha sido el Gobierno, pero el extinto de Rajoy, el del PP, el que impulsó el proyecto. O sea, que cada vez que veamos a la diputada nacional de los populares, Carolina España, o al portavoz del PP en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga, Francisco Delgado Bonilla, les tenemos que hacer una genuflexión y estarles agradecidos de por vida. Pues va a ser que no, oigan. Porque lo que tendrían que hacer ambos es pedir perdón en nombre de este y de todos los gobiernos anteriores por haber tardado casi 20 años en hacer realidad un proyecto tan demandado por la ciudadanía y por el propio cuerpo policial. De hecho (ay, maldita hemeroteca), sigue existiendo una noticia de 2011 en la que Delgado Bonilla, siendo alcalde, volvía a reivindicar una comisaría que “llevamos tiempo esperando”, según dijo entonces. Más el que llevaban también aguardando los exalcaldes socialistas Antonio Souviron y María Salome Arroyo, por supuesto. No hace falta echar demasiadas cuentas para evidenciar la cantidad de tiempo que ha habido que esperar el proyecto de la comisaría mientras Aznar, Zapatero y Rajoy iban entrando y saliendo de La Moncloa.

WhatsApp-Image-2019-02-26-at-20.25.35.jpeg

(Fotografía: Axarquía Plus)

Bien es verdad que, gracias a una carambola administrativa, el Ayuntamiento de Vélez-Málaga, bajo el mandato como alcalde de Francisco Delgado Bonilla, impulsó en 2009 la permuta de suelos para las nuevas instalaciones policiales. Pero, al margen, sacar pecho aquí más allá de eso es un auténtico despropósito. Todos, en cualquier caso, son culpables por igual de que la nueva comisaría del municipio no estuviera en funcionamiento muchísimo antes. A pesar de ello, insistía Delgado Bonilla, textualmente, en que la construcción de la comisaría “es una promesa cumplida del PP de Vélez-Málaga”. Tampoco es así. En todo caso, ha sido una larga y tediosa gestión del Gobierno de España que merecía mayor agilidad desde el principio. Y ese afán del PP de reivindicar de esta forma el proyecto es la consecuencia más clara de no saber o no querer establecer los límites entre institución y partido. Pasa que lo que realmente ha ocurrido aquí, y escuece en el PP, es que, circunstancialmente, ha sido un ministro del PSOE, Fernando Grande-Marlaska, el último que ha podido visitar las obras para anunciar la próxima apertura de la comisaría. Y claro, los populares se han quedado sin poder posturear en esta destacada visita institucional. Tan ofuscados se encuentran, que han llegado a exigir al PSOE que dote la comisaría de equipamiento y personal para poder abrir de forma inmediata. Lo cual es, además, una contradicción evidente, porque si el proyecto es suyo, suya sería la responsabilidad de no haber dejado cerrado aquello que ahora piden con tanta urgencia al Ejecutivo central. Por pedir, hasta que se hagan todas las obras del perímetro exterior de la comisaría. Miren ustedes, si hubieran exigido la misma premura para el proyecto del semienlace de la autovía en Caleta de Vélez, por ejemplo, otro gallo nos hubiera cantado, ¿verdad? Pero eso ahora no interesa. Lo que importa, en tan convulsos tiempos preelectorales, es la urgencia, el tuit, la entrada en Facebook, el wasapeo y construir la realidad a medida de simpatizantes, afiliados, acólitos e hinchas varios. Ya saben, aquello de no dejar que esa realidad estropee un buen titular. Todo por la instantánea. Como los concejales del GIPMTM, que ahora utilizan un filtro para que lo que más destaque en la imagen sean ellos en un forzado primer plano, no el fondo (que desenfocan) con la noticia que pretenden vender. Así es, y lamentablemente, cada vez más, todos van a por la foto. El tema es que sólo salen retratados.